Terapia Bowen Barcelona

¿Qué comentan las personas sobre la Terapia Bowen?

¡La sesión de Jenny fue transformadora! Era la primera vez que había experimentado la terapia de Bowen así que no tenía ninguna expectativa, con todo sabía que estaba en buenas manos porque Jenny tiene muchos de conocimiento y de experiencia. Me di cuenta de que era adepta a leer mi cuerpo y tratar en consecuencia. Durante años, mi pelvis había sido un poco torcida, que Jenny reconoció de inmediato. Después de una sesión, ella había logrado realinear mi cadera, algo que el tratamiento chiropractico en curso no había sido capaz de hacer. Estoy sorprendida por este cambio duradero, e increíblemente agradecida. Recomiendo encarecidamente Jenny.
Leigh H, Escritora, 41años, Australia
Mi experiencia con Terapia Bowen fue mágica… y lo sigue siendo porque los resultados se mantienen en el tiempo. Me liberó de las contracturas, mis permanentes alergias y me renovó 100% la energía. Más que contarlo hay que vivirlo. Por ello recomiendo que lo prueben con los ojos cerrados porque es sumamente efectiva y hace muy bien al cuerpo pero sobre todo al alma. Por más que durante la primera sesión no sientan demasiado… denle tiempo al tratamiento y dense tiempo para vivenciar los cambios que se notan y mucho!!!! Altamente recomendable!!!
Monica B. 39 años Argentina
Tuve el lujo de estar (literalmente) bajo las manos de Jenny por unos meses. Después de la primera sesión ya comencé a sentirme mejor. A veces sentía un poco de dolor en ciertas partes del cuerpo, pero con el transcurso del tiempo, las molestias desaparecieron. El cambio lo sentí recién después de varias sesiones. Terminé esperando con ansiedad la llegada del lunes para ir. Si alguien piensa que la terapia bowen significa masajes relajantes... está equivocado. Esto es más... te equilibra el cuerpo y el alma.
Margarita W. Argentina
Conocer la Terapia Bowen de la mano de Jenny Petridis fue para mí un comienzo promisorio y auspicioso. Con sus manos y dedos, que no solo tocaban sino que observaban y escuchaban mi piel y músculos, pude sentir una enorme sensación de libertad en todo mi cuerpo. Antes de realizar cada movimiento, me daba una explicación y luego sentía toda su atención y cuidado ¡La Terapia Bowen es realmente maravillosa! Con unos pocos y pequeños movimientos podemos lograr tantos cambios importantes en nuestro cuerpo y hacer que podamos movernos con más gracia y conciencia ¡Gracias Jenny!
Luciano B. Bailarín de Tango/Coreógrafo/Atleta, Brasil
Conocí por casualidad a Jenny y a la Terapia Bowen luego de buscar a alguien que se dedicara a masajes de fertilidad en Buenos Aires. A pesar de que Bowen era diferente- quise probarlo. Durante varios años me sometí a tratamientos de fertilidad y hasta ese momento cuando realizaba el procedimiento sentía terribles calambres y desmayos inmediatamente después. Me contacté con Jenny para hacer el primer tratamiento la semana antes de tener otra inseminación. Para mi sorpresa, luego de la inseminación no tuve NINGUNO de los síntomas anteriores y me sentí increíblemente bien. La vi a Jenny nuevamente la semana siguiente para otra sesión de Bowen y rápidamente nos alegramos en descubrir que (finalmente) ¡estaba embarazada! Estoy muy agradecida al poder de Bowen y los efectos positivos que tuvo en mi cuerpo.
Claire, 31años, Argentina/USA
La primera vez que un quiste sinovial en la muñeca apareció, fue en 2010. Durante ese tiempo yo estaba ejerciendo mucha presión y peso sobre de mi cuerpo y la mente. El quiste se formó sobre la dorsal de la muñeca izquierda. Naturalmente, durante estos 3 años yo decidí ir al médico - tuve varias consultas con diferentes médicos. Tenía 2 intervenciones médicas con los doctores lo que estaban muy suaves. La primera consulta fue en Italia y la segunda en Buenos Aires. En los ambos casos, la práctica era el mismo... : se extrae el líquido sinovial con una jeringa, y los médicos me dijeron que, a los primeros esfuerzos, sería 'reformada' y que una alternativa habría sido hacer la cirugía! Entonces conocí Jenny y la Terapia Bowen por casualidad, y luego decidí probar su tratamiento. Ella me hizo un tratamiento de Bowen que explicó, (lo que entendí), que se iba a activar los canales que estaban atrapados. El masaje no estaba en el lugar donde se encuentra el problema, sino más bien, en todas las 'otras partes' del cuerpo. La semana siguiente, el quiste se inflamó y dolió. Luego una semana, de repente, lo empezó a desinflarse hasta que desapareció! ¡Increíble! Todos los días miro mi muñeca: Realmente no puedo creer que se haya ido! Gracias Jenny, desde el corazón por tu ayuda! Mi consejo a todos, especialmente aquellos han renunciado a la curación de sus enfermedades, es para tratar de La Terapia Bowen ... Ustedes realmente serán sorprendidos de su efecto! "
Giulia M. empresario cocina italiana, Italia/Argentina
Mi experiencia con la Terapia Bowen fue muy reveladora e interesante y una real sorpresa por los beneficios casi inmediatos de este trabajo. Tengo un conocimiento importante desde lo corporal ya que soy danzaterapeuta y he incursionado con distintos masajes corporales, pudiendo comparar los efectos percibidos. Percibo este terapia como un trabajo que penetra en lo profundo de los tejidos del cuerpo siendo el contacto corporal entre paciente y terapeuta muy sutil y con una breve presión sobre determinadas zonas siendo muy eficaces y efectivas a lo largo del tiempo. Han pasado dos meses de mi encuentro con esta terapia y no he vuelto a registrar los dolores y tensiones profundos que sentía, asi que la he incorporado a mi vida cada vez que lo necesite. Un gran agradecimiento de mi parte para Jenny, que es una maestra en esta terapia.
Adriana N. Danzaterapeuta, 60 años, Argentina.
Muy relajante..con pequenos movimientos logre la relajacion de fuertes contracturas!Increible...gracias Jenny, gracias Bowen!
Corrine G, Italia
Conocí la terapia de Bowen de casualidad :buscando un osteópata en la ciudad de Lisboa, di con una medica que empleaba este tratamiento. Entonces me fue explicado el trabajo que desarrolla este método en los músculos de nuestro cuerpo y el sistema me pareció no solamente valido sino muy coherente. Cuando volví a Buenos Aires descubrí por Internet que Jenny Petridis estaba comenzando esta terapia en nuestro país. Me puse en contacto con ella y recibí durante mucho tiempo este beneficio tratamiento de sus manos. Lo que mas me agrada es la sensación de trabajo que siento en mis músculos sin la agresión que se produce con tratamientos mas fuertes, toda la sesión se desarrolla en un clima de relajación que produce un enorme bienestar y lleva muchas veces a sumergirme en un sueno profundo del cual despierto renovada y con nuevas fuerzas. Tengo 74 anos y una movilidad bastante buena pero el tratamiento de Bowen a contribuido mucho a mejorarla aun mas y a hacer desaparecer los típicos dolores de cintura y espalda características de la inmovilidad en gente de mi edad.
Elsa B. Argentina
¡A mi me resulto fantástica la sesión se la recomiendo a todos! ¡Esto es la calidad de vida ojalá pudieran tener el placer de hacer la terapia!
Mirta E.M. Profesora educación especial, Chaco, Argentina
He llegado a la Terapia Bowen por casualidad, buscando información sobre la técnica de Alexander para una amiga y así que pasé los datos se me advirtió de terapia curativa Bowen. He recibido un folleto con sus indicaciones y le parecían encajar bien en que yo necesitaba. Yo hice mi primer período de sesiones con Jenny, y cuando llegué a casa, mi nuera me preguntó si me había hecho un gran esfuerzo por mi aspecto cansado, pero en verdad me sentía super relajada, hablando de espacio. He seguido los períodos de sesiones y después de cada uno la sensación de bienestar está presente, aunque algunas veces en los dos días siguientes haya sentido molestias, luego vuelve la sensación de bienestar. Jenny me ha pasado desde el principio una gran confianza y sus explicaciones son siempre esclarecedores, especialmente en lo que respecta al tiempo de respuesta del organismo a los estímulos recibidos durante cada período de sesiones. Después de casi 5 meses de tratamiento, creo que he aprendido a respetar mejor las reacciones de mi cuerpo, lo que antes me dejava preocupada, hoy veo como las manifestaciones necesarias para una mayor armonización cuerpo, mente y espíritu incluso. Hecho de menos Jenny en Río, pues la sensación de bienestar a cada sesion es mucha, lo creo que me estoy adicta. Gracías Jenny.
Glaucia T. Ingeneira química, Brasil.
Haber experimentado con la Terapia Bowen me ha hecho sentir mucho mejor. Siento que mi cuerpo está alineado y que tengo más flexibilidad y control de movimientos.
Alejandra P. Traductora, Argentina/Venezuela
Me diagnosticaron un quiste en la zona del trocánter en la pierna derecha, y decidí comenzar con la terapia Bowen. Hasta el momento tomé dos sesiones. En las mismas, la terapeuta ejerció toques suaves pero firmes durante los cuales me sentí muy cómoda. Durante los días siguientes, me pareció que la zona donde se había alojado la molestia a causa del quiste había mejorado. Mi profesor de la técnica Alexander notó que estaba mucho más suelta y que mi elongación era mayor. También me comentó que se daba cuenta de que la zona de la pierna derecha donde yo colocaba demasiadas tensiones había mejorado
Vera S. Profesora de Universidad, Brasil
Soy bailarina de tango. Un día, a causa del dolor que sentía en todo el cuerpo luego de bailar durante muchas horas, decidí encontrarme con Jenny y probar la Terapia Bowen. Fue una de mis mejores decisiones. Luego de la sesión, me sentí como si hubiera nacido de nuevo. Me sentía más fuerte, más erguida, más positiva…fue como si mi energía me hubiera puesto en eje. Después de la sesión caminé 3 horas solo por placer, y no me sentí cansada. Me sorprendió tanto que no estuviera cansada. De no haber llegado a mi casa, sé que hubiera seguido caminando más. Creo que la Terapia Bowen no se trata únicamente de un enfoque de curación física sino que abarca la dimensión emocional y espiritual. La Terapia Bowen crea las condiciones en tu cuerpo para que te sanes a ti mismo. Si tienes la posibilidad de probar esta terapia, no lo dudes, ya que creo que será una de las mejores decisiones que puedes tomar.
Çiğdem Ö. Médico y bailarina de Tango, Turquía
Jenny, me gustan mucho los 'masajes' y quizás en tu próxima visita consiga realizar el curso, para aprender mas sobre la Terapia Bowen. Mi experiencia contigo y la terapia es un encastre muy placentero, durante la sesión y en la semana posterior, me beneficia interna y externamente, con tan buenos resultados, que me invitan a regresar cuando volvés a mi tierra. ¡Te deseo una vida muy prospera y HASTA PRONTO! Cariños, Maria del Carmen.
María T.C. 59 años, Preparadora de Histología, Provincia de Buenos Aires, Argentina